Campaña "Pies Calentitos este Invierno"

Seamos claras, la industria de la moda es heavy! Mucho de lo que usamos para vestir, no tenemos idea de cómo se hace, quién lo hace, cuánto cuesta hacerlo.  La verdad, la mayoría de las veces solo compramos deseando un menor precio y una mejor calidad posible… esta es la realidad o la realidad de la gran mayoría… y las marcas, para poder ganar y sostener el negocio, (por qué sí! es un negocio …un GRAN negocio), buscan cómo poder producir más y más barato, eso a costa del sacrificio de muchas personas en malas condiciones laborales, que son quienes finalmente terminan haciendo lo que vestimos.

Cuando partimos con Las Moiras, fue en el afán de poder hacer algo distinto a lo que la industria del calzado en Chile nos propone, ganas de tener algo distinto… de usar algo distinto… de diferenciarnos, de ser exclusivas… Ahora, cuando comenzamos a involucrarnos en el proceso, cuando empezamos a ser parte del hacer, se visualizan muchas cosas que antes nos eran ajenas y de las cuales uno no puede hacer vista gorda… antes de ser una marca, somos personas! Personas que trabajamos, que amamos lo que hacemos y que aprendimos a respetar profundamente el trabajo de quiénes nos ayudan.

Nosotras no tenemos un taller. Como les comentamos en nuestro post anterior tenemos un súper zapatero y hemos logrado generar un lazo muy especial con él, así como con la gente que trabaja con él. Somos todos un equipo, una mini familia que celebra éxitos, se ama y como pasa en todas las familias, otras no nos queremos tanto, jajajaja!

Actualmente, nuestra marca es limitada, su producción es baja y utilizamos todo… lo que sobra de los cueros de nuestros zapatos, se usa… no botamos, reutilizamos! Pero, nuestro zapatero ha estado toda su vida en esto, acumulando muchas cosas, inclusive polvo en grandes cantidades! Jajajaaaja!! Bueno, dentro de las cosas acumuladas, habían muchos zapatos, zapatos hechos a mano, zapatos de cuero, zapatos de invierno… y estaban ahí… quién sabe desde cuándo, todos nuevos, llenándose de polvo y arruinándose! Muchos zapatos que fueron muestras para otras marcas, o zapatos que hizo para vender y no tuvieron salida, no lo sabemos… pero estaban ahí…

La verdad, nos dio mucha pena… cuesta tanto hacerlos, hay tanto trabajo detrás de todos ellos, es un proceso tan noble el hacer zapatos a mano, es piel de animal, madera (muchas veces), horas hombre, imaginación, la verdad que seguir haciendo zapatos a mano, cuando todo está tan industrializado y tecnologizado, es un logro! Y ver que mucho de ello, estaba acumulado, y sin uso, nos tenía intranquilas y fue así como le propusimos a nuestro aliado shoemaker, donar todo ello.

Así nace la campaña que llamamos “Pies calentitos para el invierno”. Los zapatos que rescatamos serán donados, no es mucho para la cantidad de personas que lo necesitan, pero algo es algo y es una forma de partir, es una forma de retribuir como industria de alguna manera a otros que lo necesitan y que no pueden adquirir un par de zapatos…

No sabemos si a otras marcas les quedan zapatos que dejan albergados en bodega o cuántos zapateros tienen muestras que les han quedado, pero sí sabemos  y estamos seguras que el nuestro no es el único, entendiendo como funciona este rubro, hay mucho que queda y es injusto que se pierda sobre todo cuando es algo bueno, está bien hecho y es buen material!

Nostras ya partimos la campaña y prontamente iremos a llevar parte de lo rescatado y estamos trabajando para quedar en cero… pero nuestra idea es que no seamos las únicas, que más se sumen a esto, más marcas, más zapateros… y realmente logremos hacer de esta industria, por lo menos la chilena, la del zapato, una más responsable y comprometida…

Las invitamos a todas a colaborar, a ser parte de esta campaña… ayúdennos a difundir… O por lo menos, que nos avisen quienes pueden colaborar y nosotras nos comprometemos a retirar y llevar esos zapatos a quienes los necesiten! Podemos hacer de esto algo mejor!

Alguien una vez dijo: “No solo eres responsable de lo que haces, sino de lo que no haces, de lo que no defiendes y de lo que callas”